JESUS CONDENA LA COMERCIALIZACION RELIGIOSA JUAN 2:13-22

INTRODUCCIÓN:

  1. La primera obra pública en que hallamos a Cristo es expulsar del templo a los cambistas que los codiciosos sacerdotes y dirigentes apoyaban para que convirtieran en mercado sus atrios Marcos 11:17 “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones

  1. “.Los que ahora hacen de la casa de Dios un mercado, son los que tienen sus mentes llenas con el interés por los negocios del mundo cuando asisten a los servicios religiosos,

I  JESÚS EL HIJO DE DIOS CONDENO A LOS JUDIOS DE SU TIEMPO

  1.  dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y No hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado Mat. 21:12-17
  2. Hoy en nuestros días los lideres religiosos Pastores, Evangélicos
    Miembros de estas Sectas denominaciones Se indignan como los Lideres del tiempo de Jesús Mateo 21:15 Jesús condenó el espíritu Mundano y Carnal De los judíos.
  3. Jesús nos en sella que no solamente hacían mercadería de las Cosas de Dios, sino que eran avaros, deshonestos, y Chuecos y que defraudaban a la gente  Se aprovechaban de la necesidad de la gente de conseguir los animales apropiados para los sacrificios y de cambiar su dinero romano en dinero judío. Por todo esto les cobraban precios exorbitantes.
  4. -Muchas iglesias — católicas, evangélicas, no deben criticar a estos judíos, porque sus propios “templos” se han convertido en casas de mercancía, o de diversión (teatro, películas, bailes) o, en algunos casos, aun de campañas políticas
    -Entre las iglesias evangélicas sectarias hay muchas casas de comercio. Muchas iglesias cometen el mismo error que los que vendían ganado y cambiaban dinero en el templo, porque venden pasteles, tamales, ropa usada, etc. para sufragar gastos de la iglesia (principalmente los del pastor). Aun piden donativos a los inconversos, mayormente a los comerciantes.

II  JESÚS EL HIJO DE DIOS CONDENA LA COMERCIALIZACIÓN   HOY   DÍA
  

  1. Hoy en nuestros días muchos pastores, Predicadores Muchos
    Líderes religiosos Practican la comercialización de la religión
  2.  Hoy en nuestros días piden dinero por radio, Venden su Literatura de casa en casa cobran Por bautismos casamiento y cuando predican Cobran y piden dinero exigen diezmos Ofrendas de amor ofrendas diarias todo Esto es vergonzoso2 Pedro 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2Pe 2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 2Pe 2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.
  3. La avaricia era lo que motivaba a los falsos maestros, y no la salvación de almas. La avaricia es el deseo desordenado por las riquezas, que conduce a tácticas viles para lograr sus fines. “Ambición de dinero”
  4. “Harán mercadería de vosotros”, 2 Ped. 2:3. Pedro habla de aquellos que abusan de su posición religiosa para la ganancia personal. Sobre todo, se aprovechan de la ignorancia de la gente. Los que rehúsan estudiar para aprender la voluntad de Dios para probar a los espíritus (1 Jn. 4:1) llegan a ser víctimas de los tales.
  5. Pablo habla de aquellos que “toman la piedad como fuente de ganancia” (1 Tim. 6:3). “No sirven al Señor sino a sus propios vientres” (Rom. 16:18). “Se han lanzado por lucro en el error de Balaam” (Judas 11). “Cazan las almas de mi pueblo para mantener así su propia vida” (Ezeq. 13:18). “Se apacientan a sí mismos” (Ezeq. 34, Judas 12). “Devoráis las casas de viudas y como pretexto hacéis largas oraciones” (Mat. 23:14)

CONCLUCION:

  1. La exhortación de Dios es Apocalipsis 18:3-5  Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Apocalipsis 18:4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;Apocalipsis 18:5 porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

Por Hoswaldo Moreno P
Evangelista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s