SUFRIMIENTOS AHORA – GLORIA VENIDERA

SUFRIMIENTOS AHORA – GLORIA VENIDERA

SUFRIMIENTOS DEL TIEMPO PRESENTE

* Pablo compartió los sufrimientos de Cristo, 2 Corintios 1:5; 11:23-28; Filipenses 3:10 y dice que “todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos” (2 Timoteo 3:12).  Mateo 5:10-12.

   * Sufrir es sentir dolor y hay varias clases de dolor. En este estudio examinemos varias cosas desagradables y dolorosas, pruebas a las que tenemos que someternos para ser cristianos. Con respecto al discipulado Cristo habla de tomar la cruz, de cortar la mano derecha y de sacar el ojo derecho. El arrepentirse (cambio de corazón, cambio de vida) cuesta y puede ser doloroso.

— Lucas 13:24, “Esforzaos (agonizomai, luchar, agonizar) por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán”.

— Mateo 7:13, 14, “Entrad por la puerta estrecha” – “Estrecha debido a que va en contra de las inclinaciones naturales” (Diccionario Vine).

— Es “puerta estrecha” porque hay un solo plan de salvación y una sola iglesia. Véanse los casos de conversión en Hechos de los Apóstoles: oyeron el puro evangelio y esto produce fe (Romanos 10:17), se arrepintieron de sus pecados (Hechos 2:38; 3:19; 19:19), confesaron que Cristo es el Hijo de Dios (Hechos 8:37) y fueron bautizados (sepultados, Romanos 6:4) en agua (Hechos 8:36; 10:48) en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo (Mateo 28:19) para el perdón de pecados y para recibir el don del Espíritu Santo (Hechos 2:38). Los que obedecen al evangelio son añadidos a la iglesia (Hechos 2:47). Muchísimas personas dicen que son cristianos pero no quieren obedecer al evangelio como presentado claramente en la Biblia.

— 1 Pedro 4:17, “¿Cuál será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios?” Pablo contesta: 2 Tesalonicenses 1:7, 8, “…cuando el Señor Jesús sea revelado del cielo con sus poderosos ángeles en llama de fuego, dando retribución a los que no conocen a Dios, y a los que no obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesús”.

— La puerta estrecha significa negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguir a Cristo.

— Mateo 16:24, 25, “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. 25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará”. ¡Un desafío muy excepcional! Identificarse con la cruz de Cristo.

— No simplemente dejar ciertas cosas sino negarse a sí mismo siempre diciendo “hágase tu voluntad y no la mía”.

— ¿Cuál será la cruz mía o la suya? Pablo la explica en Gálatas 2:20, “ Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Según esto el cristiano es aquel que permite que Cristo use su mente, su voz, sus manos y pies – en fin, su todo – para que el carácter de Cristo sea formado en él para que sea visto clara y plenamente.

— La pregunta diaria del cristiano es “¿qué haría Jesús si estuviera en mi lugar en estas circunstancias?

— Tomar su cruz obviamente es una vida sacrificial. Como dice Pablo, “con Cristo estoy juntamente crucificado”. El cristiano entiende que su tiempo, su dinero, sus talentos, etc. no son suyos. “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestros cuerpos y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1 Corintios 6:20).

— El seguir a Cristo significa que Él sea nuestro guía. Debemos seguirle en hechos, palabras y en pensamientos. Lucas 14:33, “Cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”.

PARA MUCHOS ES DOLOROSO ABORRECER LA FAMILIA

— Lucas 14:26, “ Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo”. La palabra “aborrecer” significa “amar menos” (Génesis 29:31, La Biblia de las Américas, “Lea era aborrecida” (menospreciada, Versión Valera 1960). Digo que esto es doloroso porque los seres queridos (mayormente los padres) pueden ofenderse cuando ponemos a Cristo y la iglesia en primer lugar. Si están de visita en nuestro hogar el domingo y no quieren acompañarnos a los servicios de la iglesia, les decimos “Están en su casa, al rato venimos” y como una hermana me dijo equivale a despedirles. Piensan que es ofensivo.

— Mateo 10:36, “Los enemigos del hombre serán los de su casa”. Hay familiares que se quejan mucho cuando sus hijos u otros de la familia obedezcan al evangelio. Lo consideran como insultante, falta de amor, falta de respeto, o peor, el rechazo y la traición, pero así sea, Cristo es primero.

— Otro problema “familiar” enorme: el caso del “matrimonio” que en realidad es “adulterio” porque Jesús dice: “ Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio” Mateo 19:9, “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”.

— No es difícil entender esta enseñanza pero muchos líderes religiosos, (incluyendo algunos hermanos nuestros) se esfuerzan fanáticamente para cambiarla. Presentan argumentos necios para justificar el segundo “matrimonio” aunque obviamente sea ejemplo del adulterio del cual Jesús habla.

— Mateo 5:29, 30, “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. 30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

— Aunque el “casarse” la segunda o tercera vez muy frecuentemente es adulterio es como sacar el ojo derecho o cortar la mano derecha el separarse esta unión que Dios no juntó.

— Conviene escuchar bien lo que Jesús dice dos veces: “mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

— Lo que Pablo dice (Romanos 8:18) cabe perfectamente aquí porque el dejar la mujer que ha sido su “esposa” por años sería verdadero “sufrimiento” pero no se puede comparar con la gloria venidera que es eterna.

EL EMPLEO O NEGOCIO.

Es otro posible ejemplo de “sufrimiento” si se exige que lo pongamos en primer lugar en la vida. Mateo 6:33, “Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas (qué comeremos, qué beberemos, qué vestiremos) os serán añadidas”. 1 Timoteo 6:8, “Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos”. Los que buscan riquezas son aquellos que no están contentos con tener solamente qué comer y con qué cubrirnos. Quieren más y mejor. Quieren lo que otros tienen.  Colosenses 3:5, la avaricia es idolatría.

— Hay hermanos que por el trabajo o negocio no adoran a Dios el primer día de la semana. Dicen, “Tengo que trabajar” como si eso les justificara, pero no lo hace. O se consuelan diciendo “Solamente lo hago de vez en cuando”. Esa actitud pone el trabajo o negocio primero y pone a Dios en segundo lugar.

— Para algunos hermanos el dejar cierto empleo o negocio sería como sacar el ojo derecho o cortar la mano derecha, pero otra vez piense en la consecuencia: perder la vida eterna con Dios y por el contrario ser echado en el fuego del infierno para sufrir esa tortura eternamente.

— Otro ejemplo: algún hermano en su trabajo día con día está asociado con una mujer y sabe que la quiere demasiado, cueste lo que cueste debe “huir de la fornicación” (1 Corintios 6:18). Huir como otro José, porque está en gran peligro de destruir a sí mismo y la mujer con la cual está enamorado.

ARREPENTIRSE DE HÁBITOS MALOS Y LIBRARSE DE ELLOS

Es por esta causa que Cristo dice que la puerta es estrecha. Es súper difícil librarse de hábitos malos. Gálatas 5:19-21; Efesios 4:22-32; Colosenses 3.

— Palabras corrompidas, Efesios 4:29; Mateo 12:34-37; Santiago 3:1-12

— La pornografía es una adicción tan fuerte como drogas. Mateo 5:28; Santiago 1:14.

— El tomar, fumar, usar drogas. 1 Corintios 6:19,20, el cuerpo es el templo del Espíritu Santo y no debe sometidos a tales abusos.

— Falta de dominio propio, 2 Pedro 1:6, Por ejemplo, comer con exceso.

–Enojo, guardar rencor (no perdonar), celos, envidia. Estas son características de un “carácter pesado” o “mal genio” y el arrepentirse no es fácil pero es necesario. Me dijo una señora, “Quiero ser bautizada, pero ¡este genio que tengo!”

— Que nadie diga que es fácil librarse de malos hábitos. No lo es. Es difícil y es doloroso y costoso. Hechos 19:19.

DEJAR RELIGIONES FALSAS

— Mateo 15:8, 9, iglesias que ni una sola vez se mencionan en la Biblia sino que son invenciones de hombres y mujeres.

— Mateo 15:13, “Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada”.

— Muchísimos religiosos bajo la influencia de Roma o del calvinismo u otras doctrinas de demonios menosprecian y rechazan la Palabra de Dios. Desprecian la autoridad de Cristo, el patrón bíblico y “doctrina” como cosa de indiferencia y hablan de escoger la iglesia de su preferencia, ofrecer culto según el gusto de la gente (música instrumental, coros, solos, etc., puro teatro), dicen que hablan en lenguas sanan enfermos y de esa manera hacen burla de los dones del Espíritu Santo para crear un ambiente emocional que atrae la gente.

— Pero el cortar lazos con tales religiones para mucha gente es como sacar el ojo derecho y cortar la mano derecha. Causa sufrimiento.

CONCLUSIÓN

— Por lo tanto, es necesario calcular el costo de ser discípulo de Cristo. Lucas 14:25-33. Multitudes seguían a Jesús, pero bien sabía que lo hacían por varios motivos: para la sanidad física, para los panes y peces, para razones políticas (Juan 6:15), o simplemente por curiosidad. Bien sabía Jesús que había varias clases de terrenos (oyentes) como explica en la parábola del sembrador (Mateo 13:3-8, 18-23).

— Sí cuesta ser discípulo de Cristo. Sí, puede haber sufrimiento. Pero ¡vale la pena! “Pues considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser revelada”.

— Porque estamos hablando de estar en el cielo o en el infierno eternamente. Estamos hablando de ser de los redimidos que cantan alabanzas a Dios eternamente, o de estar sometidos a la tortura de ser echados al infierno de fuego para un sufrimiento más allá de toda descripción y que dura para siempre.

Cueste lo que cueste conviene:

— Entrar por la puerta estrecha…

— Andar (vivir) en el camino angosto …

— Negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguir a Cristo …

— Aborrecer (amar menos) a los seres queridos y poner a Cristo en primer lugar ,,.—- Dejar el adulterio de la unión que no es matrimonio bíblico es como sacar el ojo derecho y cortar la mano derecha, pero esto es mil veces mejor que pasar la eternidad en el fuego del infierno …

— Poner el trabajo o el negocio en segundo lugar y no dejar de congregarse para participar de la cena del Señor y demás actos de culto, ni siquiera de vez en cuando — En fin, reconocer que el seguir a Cristo cuesta y produce sufrimiento …

— Es una vida de servicio y sacrificio, pero ¡vale la pena! Porque al obedecer al evangelio tenemos perdón de pecados, ya no somos condenados sino justificados, santificados, redimidos. Somos hijos de Dios y herederos de la vida eterna.

— “Pues considero que los sufrimientos de ese tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser revelada”.