HIJOS DE LA CARNE – HIJOS DE LA PROMESA

HIJOS DE LA CARNE – HIJOS DE LA PROMESA

ROMANOS 9:6-18

 

EL TEMA de la carta a los romanos se encuentra en Romanos 1:16. Pablo afirma que todos han pecado (3:23) y el pecado produce la ira de Dios (1:18; 2:5). Sin embargo, Cristo murió por nosotros (5:8) como sacrificio para expiar los pecados del hombre, haciendo posible el perdón para los que obedezcan al evangelio (Hechos 2:38; 2 Tesalonicenses 1:8).

Estos son añadidos a la iglesia de Cristo (Hechos 2:47) y son el pueblo escogido de Dios. 1 Pedro 2:9, “ Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Estos son llamados los “HIJOS SEGÚN LA PROMESA” (9:8); es decir, son los hijos de Abraham en sentido espiritual, siendo el cumplimiento de la promesa de Génesis 12:3; 22:18 que en la simiente de Abraham serían benditas todas familias o naciones de la tierra.

Los judíos pensaron que ellos eran los HIJOS EXCLUSIVOS de Abraham para ser recipientes de las promesas de Dios. Es cierto que ciertas promesas eran exclusivamente para los descendientes de Abraham; por ejemplo, Génesis 17:8, les daría la tierra de Canaán. Esta promesa se cumplió al pie de la letra, Josué 23:14.

Pero el problema tratado por Pablo en la carta a los romanos era que en realidad LOS JUDÍOS NO ENTENDÍAN QUE “LA PROMESA” PRINCIPAL ERA ESPIRITUAL Y QUE FUE CUMPLIDA EN CRISTO Y LA IGLESIA.

Los judíos INCRÉDULOS, ENDURECIDOS Y DESOBEDIENTES FUERON RECHAZADOS por Dios como el pueblo escogido, bendición que disfrutaban bajo el Antiguo Testamento. De este rechazo Pablo escribe en esta carta.

En la carta a los romanos Pablo REFUTA LAS CONTENCIONES de los judíos que en efecto acusaban a Dios de ser injusto si hubiera tal rechazo. Ellos pensaban que las promesas a Abraham con respecto a sus descendientes eran garantía absoluta de que los judíos serían el pueblo escogido de Dios para siempre.

En esta sección Pablo afirma que Dios siempre cumple su Palabra, nunca deja de hacer lo que promete hacer. También afirma enfáticamente que Dios es justo. De lo que Pablo dice en este texto es obvio que los judíos decían que si Dios rechaza su pueblo, sería culpable de las dos cosas, que es injusto y que no cumple su palabra. Pablo expone lo absurdo de tal “razonamiento” carnal.

Desde luego, Dios es Soberano y hace conforme a su Sagrada Voluntad, pero al mismo tiempo siempre respeta el libre albedrío del hombre porque así lo creó.

Otro detalle importantísimo en este estudio es que Pablo no habla de la ELECCIÓN EN EL SENTIDO CALVINISTA de elegir incondicionalmente a los individuos que serán salvos. Más bien Pablo habla de hombres como orígenes de naciones. Isaac y Jacob representan el pueblo de Israel, Esaú representa la nación de los edomitas, etc. Génesis 25:23; 2 Samuel 8:14.

Bajo el ANTIGUO TESTAMENTO el pueblo de Israel, los hijos según la carne, era el PUEBLO ESCOGIDO de Dios, pero esa bendición terminó con la muerte de Cristo cuya sangre selló y confirmó el Nuevo Pacto. Ahora el pueblo escogido de Dios, los hijos según la promesa, son los que obedecen al evangelio de Cristo y son añadidos a la iglesia que Él estableció, el “Israel de Dios” (Gálatas 6:16).

Al leer el Nuevo Testamento es obvio que en cuanto a ofrecerles salvación por medio de Cristo Dios todavía FAVORECÍA A LOS JUDÍOS.

Romanos 1:16, “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”.

Durante su ministerio personal en la tierra Cristo enseñó y ministró a los judíos. Mateo 10:5, 6; 15:24.

Después de su resurrección Cristo dijo a los apóstoles, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19), pero al entrar en ciudad tras ciudad ellos fueron primero a las sinagogas de los judíos (Hechos 13:5,14, 44; 14:1).

Los judíos que aceptaron a Cristo eran DOBLEMENTE BENDECIDOS (Mateo 13:52), pero los que rechazaron a Cristo rechazaron todo, ya que perdían su estado como el pueblo escogido de Dios.

PROMESA: Una palabra clave: Romanos 9:8, 9 … Gálatas 3:14-19 … Efesios 3:6 … Los judíos no entendían la promesa a Abraham que se cumplió en Cristo y el evangelio. El judío pensaba que las promesas eran garantía de la salvación de todos los judíos y solamente judíos porque eran hijos de Abraham. Ellos pensaban que si Dios no les salvó, su palabra había fallado, pero Pablo les recuerda que Abraham tuvo dos hijos: hijos según la carne, hijos según la promesa.

9:8 … Israelita – sentido físico (descendiente físico de Abraham), sentido espiritual (heredero de las bendiciones de la “promesa”. Los hijos según la promesa eran los hijos “escogidos”, pero los hijos según la carne quedaron “endurecidos” (Romanos 11:7).

Pablo explica que los judíos estaban muy equivocados al pensar que todos los descendientes de Jacob eran “israelitas” ante los ojos de Dios.

El rechazo de Israel no era total, porque gran número de judíos obedecieron al evangelio y fueron añadidos a la iglesia de Cristo, el pueblo escogido de Dios ahora.

Soberanía. Dios hace todo conforme al plan y propósito suyo y no conforme a lo que el hombre piense o haga.

Mucho de lo que estamos estudiando es, como decimos en inglés, “God’s business” (cosa de Dios) y no cosa del hombre – no por obras (Romanos 9:11).

Es en extremo absurdo acusar a Dios de injusticia al rechazar a Israel como pueblo escogido. Solamente rechazó a los judíos incrédulos (endurecidos, desobedientes, etc.).

Ahora no hay  distinción entre judío y gentil. Romanos 2:11; Hechos 10:34, 35.

Otra palabra clave: solamente el remanente sería salvo. Isaías 1:9…Jeremías 6:9 … Romanos 9:27 … 11:5.

—————————————————————————————————

9:6 No que la palabra de Dios haya fallado;

Las Escrituras explican las bendiciones que el pueblo de Israel disfrutaba, las ventajas mencionadas en los versículos 1-5 y también habla de su futuro glorioso, pero ahora Pablo pinta un cuadro muy triste de ellos como pueblo rechazado.

Sin embargo, no era rechazo total porque había remanente. Como vemos en Hechos de los Apóstoles, muchos judíos sí obedecieron al evangelio. 2:41, 3000; 4:4, 5000 varones, y a través del libro de Hechos observamos la obediencia de algunos judíos.

Hasta este punto (Romanos 1-8) Pablo no ha hablado claramente del rechazo de Israel como el “pueblo escogido de Dios”, pero esta sección de la epístola (los capítulos 9-11) presenta ese tema. Por lo tanto, antes de expresarlo abiertamente él les dice que “la palabra de Dios”, la promesa de Dios a Abraham, no ha fallado porque lo que dirá sobre ese tema no se aplica a todo israelita.

— porque no todos los que descienden de Israel son israelitas,

Dios tiene el derecho soberano de escoger a los que serán su pueblo especial. Los hijos de Agar y Cetura no eran herederos de la promesa.

Igualmente no todos los judíos fueron escogidos para ser el pueblo espiritual de Dios. Hay israelitas según la carne y hay israelitas según el espíritu. Juan 1:47, “Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño” (1 Pedro 2:22, hablando de Cristo, “el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca”).

La circuncisión no había de ser solamente del cuerpo, sino del corazón. Deuteronomio 10:16; 30:6; Jeremías 4:4.

Dios siempre ha tomado muy en cuenta el corazón y el carácter del hombre, tanto bajo la ley de Moisés como ahora bajo la ley de Cristo. El propósito de separar al pueblo de Israel no era simplemente para la observancia de ciertos ritos y ceremonias, sino que deberían ser un pueblo santo en corazón y vida, 1 Samuel 16:7. La ley de Moisés enseñó esto en múltiples textos: Deuteronomio 6:5; 10:12, 13, 20; 30:14; Isa. 1:11-20; Miqueas 6:8; Salmo 51:16, 17; 50:7-23.

Lo mismo se puede decir de nosotros como cristianos. El participar en los actos de adoración es indispensable, pero si no viene del corazón, Dios no los acepta.

Romanos 2:28, 29,  Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.

Juan 3:5, De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.  Tanto judíos como gentiles tienen que nacer otra vez.

— 9:7 ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. Génesis 21:12.

Los judíos hablaron con mucho orgullo de ser hijos de Abraham. Juan 8:39, “Nuestro padre es Abraham”. Juan el bautista les dijo, “y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre.

Como Dios rechazó a Ismael y Esaú también rechazó a los judíos incrédulos como pueblo escogido. Como Dios tuvo el derecho de escoger a Isaac en lugar de Ismael, igualmente tiene el derecho de escoger su pueblo espiritual, la iglesia de Cristo, compuesta de judíos y gentiles.

9:8 esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.

El mero hecho de ser hijos de Abraham, hijos según la carne, no indicó que eran hijos de Dios (hijos de la promesa de Génesis 12:3).

Los hijos de la promesa eran contados como la simiente verdadera, de la cual la nación sería edificada y por la cual la promesa sería cumplida.

9:9 Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. Génesis 18:10.

Romanos 4:18-21 18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años , o la esterilidad de la matriz de Sara. 20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido …

El Soberano Dios en su infinita sabiduría tenía su manera muy especial para escoger hijos, tanto hijos según la carne como hijos según la promesa.

Hijos según la carne incluían a Ismael y sus descendientes (edomitas) y los hijos de Cetura, y no solamente “hijos” sino “naciones” (Génesis 17;6),

Promesa de darle esa tierra. Génesis 12:7… cumplida, Josué  23:14.

Promesa espiritual. Génesis 12:3 … Romanos 9:8, 9 … Gálatas 3:14-19 … Efesios 3:6 … Los judíos no entendían esta promesa. La “promesa” espiritual, hijos de la promesa, de Génesis 12:3 se cumplió en Cristo.

  “Hijos según la promesa” quiere decir que Isaac no nació según el proceso normal de nacimiento sino como cumplimiento de la promesa de Dios que aunque Abraham y Sara ya habían pasado los años de procreación normal, Dios les prometió que tendrían hijo.

Sara tuvo 90 años de edad pero todavía era mujer bonita. Génesis 20:2, 11-13. Mi amada esposa tiene casi 92 años y sin duda es aun más bonita que Sara; por eso, no quiero acercarnos al rey Abimelec.

Aunque Ismael era hijo literal de Abraham, no era heredero de Abraham. De esa misma manera aunque los judíos eran hijos literales de Abraham no eran herederos de Abraham en base a su descendencia física y literal de Abraham.

Sin embargo, los judíos sí podían ser herederos de Abraham como Pablo explica en los siguientes textos:

Gálatas 3:7-10, 16-19, 24-29  pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa. Al decir esto Pablo habla tanto de judíos como de gentiles.

Gálatas 4:23, 28 28 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. “Nosotros”, sean judíos o gentiles.

Por lo tanto, no podían decir que Dios no era fiel a su promesa a Abraham. Todos los judíos fueron invitados por Cristo y los apóstoles y los que aceptaron recibieron bendiciones muy superiores a las que disfrutaban como pueblo escogido bajo el Antiguo Testamento.

     En fin, al aceptar a Cristo y el evangelio, lo único que los judíos pudieron perder era su orgullo de ser judío.

    — 9:10, 11 Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama),

     Este tema tiene que ver con la selección de los antepasados de Cristo, una selección de suma importancia, que solamente el Soberano Dios pudo hacer.

     — Todo era de Dios y no por obras (ideas, preferencias, costumbres u otras acciones de hombres), ni siquiera por la preeminencia del primogénito, práctica bien establecida entre los judíos.

No era cosa de hombres. Como decimos en inglés: “It was not by man’s doing” .. ERA COSA DE DIOS DE PRINCIPIO A FIN.

Dice esto para tumbar el orgullo carnal de los judíos que confiaban en ser descendientes físicos de Abraham.

El derecho de Dios de escoger su pueblo espiritual no era y no es controlado por la voluntad NI POR LAS OBRAS (PENSAMIENTOS Y ACCIONES DEL HOMBRE). Según la práctica humana Esaú nació primero y, por lo tanto, sus descendientes deberían haber sido la nación por la cual que Mesías vendría al mundo. Sin embargo, Dios escogió a Jacob e hizo esta elección aun antes de nacer los dos. Repito: Esta elección no pudo haber sido basada en las obras meritorias de Jacob NI POR OTRAS ACCIONES DEL HOMBRE, porque Jacob fue elegido aun antes de nacer.

Si Dios hubiera aceptado y seguido las obras (caminos, medios) de los hombres, habría aceptado la nación de Esaú (Edomitas) como el pueblo escogido, el pueblo por el cual Cristo había de venir.

Ismael y sus hijos no eran los únicos descendientes de Abraham que fueron cortados. Aquí Pablo presenta otro caso: uno de los hijos de Isaac fue cortado.

     Pero es de suma importancia enfatizar que el elegir y el cortar no tuvieron que ver con la salvación de estos hombres. Más bien tuvo que ver con la selección o el rechazo de naciones. Pablo habla del pueblo escogido por medio del cual el Mesías, el Cristo, vendría como el Salvador del mundo.

¿Los ismaelitas habrían sido un buen pueblo escogido para llevar a cabo el propósito eterno de Dios? ¿O los edomitas? Si la mayoría de los descendientes de Isaac y Jacob se apostataron, ¿qué diremos de los ismaelitas y edomitas u otros descendientes de Abraham?

Es muy importante observar que los judíos no se quejaron del rechazo de Ismael y Esaú y la elección de Jacob, elección que iba en contra de planes y medios humanos, entonces, no deben quejarse del rechazo de los judíos incrédulos, la aceptación del remanente de judíos fieles y la aceptación de los gentiles que obedezcan al evangelio.

9:12, 13 se le dijo: El mayor servirá al menor. Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí. Génesis 25:33 indica que el “aborrecer” significa “amar menos” como vemos comparando Lucas 14:27 con Mateo 10:37,

Malaquías 1:2, 3  Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob, y a Esaú aborrecí, y convertí sus montes en desolación, y abandoné su heredad para los chacales del desierto.

Dios escogió a Isaac y a Jacob, no meramente por ser descendientes de Abraham, ni por costumbres humanas, sino porque en su Soberanía y Sabiduría divina e infalible estaba escogiendo la nación por la cual el Cristo vendría al mundo.

Si la doctrina calvinista de la elección fuera cierta, tendríamos que concluir que todos los descendientes (la nación) de Jacob serían salvos y los de Esaú (la nación de los edomitas) serían perdidos.

Lo que Pablo enseña es que Dios escogió la familia (nación) por la cual Cristo vendría y que esta elección no fue determinada por los hombres.

Además, si Dios tuvo el derecho de escoger la familia por la cual la promesa a Abraham sería cumplida, entonces igualmente Dios tiene el derecho soberano de escoger la base sobre la cual Él concede la redención y adopción de su familia espiritual; es decir, tiene el derecho soberano de revelar el evangelio de la gracia de Dios. Romanos 1:16; Hechos 20:24.

Muchos textos indican claramente que el Dios de amor quiere que todos sean salvos. 1 Timoteo 2:4, 6; 2 Pedro 3:9; Mateo 28:19; Marcos 16:15, 16, etc.

Aquellos que obedecen al evangelio son los “escogidos”. Son añadidos a la iglesia (Hechos 2:47) y son el “pueblo escogido de Dios”. 1 Pedro 2:9, “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes, de aquel que os llamó de las tinieblas, a su luz admirable”.

9:14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. …

Esto implica que algunos judíos decían que si Dios rechaza a Israel como su pueblo escogido que él falla en cumplir su promesa a Abraham, y que es injusto. Tal pensamiento sería muy incorrecto y hasta insultante.

De ninguna manera, porque Dios hace todo conforme a su propósito eterno. Es Soberano, justo y misericordioso. Los judíos cometieron un grave error al acusar a Dios de ser injusto, o de no cumplir con su promesa.

9:15, 16 …  Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

Pablo sigue insistiendo en que el asunto de la elección del pueblo escogido de Dios no es asunto humano sino de Dios.

Dios tiene su propio método de escoger los “vasos de ira” y los “vasos de misericordia” (9:22, 23), y no necesita la ayuda del hombre para hacerlo.

Calvinistas enfatizan la Soberanía y la Voluntad de Dios y concluyen con la doctrina falsa de la “elección incondicional”; es decir, que Dios escoge incondicionalmente a los que serán salvos y los que serán reprobados. Enseñan que si el hombre tiene libre albedrío, puede rechazar a Dios y que tal rechazo significaría que Dios no es Soberano. Dicen que el hombre no puede decir “no” a Dios; por eso, hacen del hombre un robot o máquina sin voluntad, pero Dios no ha creado al hombre como robot. Más bien, lo ha creado “a imagen de Dios” con inteligencia, libre voluntad, emociones y conciencia.

Lo que los calvinistas ignoran es que en el Día Final el hombre no puede decir “no” a Dios. Romanos 14:12; 2 Corintios 5:10.

9:17, 18 Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra. De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece.

Dios favoreció a Moisés y tuvo misericordia de él, pero endureció el corazón de Faraón. ¿Cómo lo hizo? ¿Moisés y Faraón no tenían libre albedrío? ¿Eran puros títeres en manos de Dios para ser manipulados para los propósitos de Dios?

Dios le dio a Moisés mandamientos y Moisés le obedeció. Dios le dio mandamientos a Faraón y éste rehusó obedecerle. Esos mandamientos de Dios eran la ocasión para el endurecimiento de Faraón. El texto no dice y no implica que Moisés y Faraón no tenían voluntad libre para obedecer o desobedecer.

El mismo sol endurece el barro y suaviza la mantequilla. Todo depende de la obediencia o la desobediencia del hombre a los mandamientos de Dios.

Por Wayne Partain

 

Orgullo: Se despojó a sí mismo

Orgullo: Se despojó a sí mismo

Introducción

  1. Mateo 5:38-48 Jesús mandó que fuéramos maduros.
  2. Permitir el insulto de la palmada en la cara sin exigir la venganza.
  3. Permitir el pleito y la pérdida de la túnica y la capa.
  4. Permitir que otro le obligue a llevar carga por una milla y aun más, ser dadivoso al que lo abusa.
  5. Que dé al que pida.  Amar al enemigo. Bendecir al que lo maldice. Hacer bien al que lo aborrece. Orar por el que lo ultraja y lo persigue.
  6. Para que sea “hijo de Dios.” No es hijo de Dios sólo por ser bautizado en Cristo. Debe de portarse como Dios, quien hace salir su sol sobre malos y buenos.
  7. Es cuestión de “recompensa” (v46) y de “hacer más que los gentiles.”
  8. Ser perfecto como nuestro Padre es perfecto. Significa: según el diseño de Dios, competo, maduro. Ser hombre, y no niño. “¡Sea hombre!”
  9. Busque el ejemplo de Jesús: Filipenses 2:5-11.
  10. “Se despojó a sí mismo.”
  11. Las bienaventuranzas:
  12. Mateo 5:3 El reino de los cielos pertenece al pobre en espíritu. No hay lugar para el orgullo en el pobre en el espíritu.
  13. Mateo 5:5 Los mansos recibirán la tierra por heredad. No hay lugar para el orgullo en los mansos. Es el orgullo en el hombre que le hace perder su dominio propio y meterse en los pleitos cuando siente ofendido, herido, insultado.
  14. Mateo 5:7 Los misericordiosos recibirán la misericordia. El hombre soberbio no puede perdonar. No puede ser paciente ni generoso. Le falta la capacidad de ser bondadoso y tierno con los que le ofenden.  Le falta el respeto, la cortesía. El orgulloso no puede ser misericordioso.
  15. Mateo 5:9 Los pacificadores serán llamados hijos de Dios. El hombre orgulloso no busca la paz. Prefiere la guerra para satisfacer sus sentimientos (carnales) de justicia, de venganza. No busca la reconciliación. Prefiere provocar el conflicto entre otros.
  16. Mateo 5:20 Nuestra justicia debe ser mejor que la de los fariseos.
  17. ¿Cómo fue la justicia de los fariseos?
  18. Mateo 23:6-7 buscaban el honor de los hombres;
  19. Lucas 20:46 las salutaciones de alabanza de los hombres.
  20. Juan 12:42 No confesaban a Jesús, aunque creyeron, porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.
  21. Negarse a sí mismo.  Mateo 16:24-27
  22. “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.”
  23. Es cuestión de ganar o “perder el alma.” No es opcional. Es necesario para no ser condenado.
  24. v27 “Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entoncespagará a cada uno conforme a sus obras.”

— Es cuestión de juicio. Nos pagará conforme a nuestras obras. ¿Cuáles obras? Si nos negamos o no, si tomamos la cruz o no, si seguimos a Cristo o no.

  1. Hebreos 12:2,3 Puestos los ojos en Jesús – “menospreciaba el oprobio, … sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo…”  Aguantó los insultos, la desgracia, como ejemplo para nosotros para que no nos desanimemos cuando los demás, aun los hermanos, nos insulten.
  2. “Forma de siervo” — llegó a ser hombre – se humilló – obediente
  3. Juan 13:3-7 ¿Entendemos lo que hizo Jesús? Tomó la toalla e hizo algo humillante.
  4. v12-17 El siervo (esclavo) no es mayor que su señor.  Es decir, la persona humillado ¡no es inferior!
  5. Mateo 20:27; 23:11 El mayor es el siervo de todos, aunque no tiene derechos el esclavo.
  6. Lucas 17:7-9 Siervos inútiles somos en nuestros propios ojos. Aunque somos los hijos de Dios.
  7. Juan 15:15-20 Perseguirán … pero algunos guardarán sus palabras.  De todos modos, debemos amar los unos a los otros.
  8. 2 Timoteo 2:24-25
  9. El siervo del Señor no debe sercontencioso, sino amable para con todos, apto para enseñarsufrido;
  10. Quecon mansedumbre corrija a los que se oponen, …..
  11. El orgullo nos hace contenciosos, no amables, no capaces de ser sufridos o de corregir con mansedumbre.

III. “Humillado”

  1. 1 Pedro 2:20-25 Ejemplo de Jesús:cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente…
  2. Hebreos 5:8-9 Aprendió la obediencia. Es obediencia sufrir la injusticia sin quejarse, sino al contrario bendecir a los enemigos, bendecir a los hermanos quienes fracasan y pecan contra nosotros.
  3. Por Causa de Orgullo
  4. Unos no confiesan el pecado
  5. Isaías 9:8-10
  6. Oseas 7:10
  7. Proverbios 29:23
  8. En la disciplina de los niños: Debemos quebrantar el espíritu de rebeldía y enseñarles llorar por sus pecados, su desobediencia.  Mateo 5:4 Bienaventurados los lloran.
  9. En el matrimonio: No puede haber reconciliación entre los dos cuando el que hace mal no confiesa humildemente sus faltas.
  10. En la iglesia: No puede haber perdón y salvación sin la confesión de pecado: completa, arrepentida, y humilde.
  11. Unos no se someten a la autoridad de Dios.
  12. Proverbios 8:13
  13. Proverbios 16:18
  14. 2 Timoteo 3:2 Amadores de sí mismos.
  15. Unos desprecian a los inferiores.
  16. Jeremías 9:23-24
  17. Deuteronomio 8:11-18: v14 en la prosperidad “enorgullezca corazón”
  18. Juan 9:24-34 al ciego.  Porque confiaban en sí mismos que eran justos y menospreciaban a los otros, Lucas 18:9
  19. En el matrimonio: insultos, desprecio destruye el afecto.  1 Pedro 3:5-8. Los casados deben honrar el uno al otro, o sea esposa o sea esposo.
  20. En la iglesia: Santiago 2:1-10
  21. Uno se jacta en su soberbio – la vanagloria de la vida.
  22. 1 Juan 2:16
  23. Presunción de Goliat, 1 Samuel 17:41-50.
  24. La tentación de tener envidia al insolente: Salmo 73:1-9   por terry  partain

LA TRISTEZA DE PABLO Y LAS VENTAJAS DE ISRAEL

LA TRISTEZA DE PABLO Y LAS VENTAJAS DE ISRAEL

 

ROMANOS 9:1-5

 

INTRODUCCIÓN

En el capítulo anterior Pablo habla de las ricas bendiciones que recibimos en Cristo, pero ahora habla de la preocupación que siente por los judíos.

El propósito divino era que a través de ellos Cristo vendría pero la mayoría de ellos lo rechazaron, y no solamente eso sino que sin misericordia persiguieron a Pablo. 2 Corintios 11:24, de los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno … Hechos 23:12, 13, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo. 13 Eran más de cuarenta los que habían hecho esta conjuración … Hicieron acusaciones contra él aun delante de gobernadores y reyes.

Los judíos incrédulos persiguieron a Pablo por haber aceptado a Jesucristo como el Mesías, pero algunos de los judíos sí aceptaron a Cristo y obedecieron al evangelio. Sin embargo, aun entre estos algunos persiguieron a Pablo porque él enseñó que los gentiles pueden ser cristianos sin ser circuncidados y guardar la ley de Moisés (Hechos 15:1-4).

Tal persecución hubiera producido un espíritu vengativo y amargura en muchos, pero con énfasis Pablo expresa su amor y compasión por su pueblo.

TENGO GRAN TRISTEZA Y CONTINUO DOLOR EN MI CORAZÓN

9:1, 2, Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón.

Pablo habla de esta manera porque sabía que para muchos sería difícil creer que él en verdad amó a su pueblo y sentía tristeza por su rechazo de Cristo.

¿Compartimos la tristeza y continuo dolor de Pablo por causa del rechazo de Cristo de parte de nuestro pueblo, sean parientes o compatriotas? ¿Manifestamos el mismo espíritu de evangelismo demostrado por Pablo para salvarles?

Hay dos pensamientos que deben tomar control de nuestra mente: primero, ser salvo y estar con Dios, sus ángeles y los redimidos para siempre en el cielo… segundo: evitar el fuego del infierno (Mateo 5:22, 29, 30).

¿Tomamos muy en serio los textos que hablan del castigo eterno? Mateo 25:46, irán estos al castigo eterno … 1 Pedro 4:17  ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? … 2 Tesalonicenses 1:7-9  cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder …

¿De veras, tomamos en serio estos textos? ¿Creemos de veras que nuestros seres queridos serán echados en el infierno de fuego si no obedecen al evangelio? Mateo 13:41, 42 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, 42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. … Apocalipsis 21:8 …el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda …

Si no lo tomamos muy en serio es porque simple y sencillamente no podemos imaginar tal cosa. Nunca hemos visto tal castigo y no podemos imaginar tal tortura y sufrimiento. Cualquier quemazón, aun la más ligera, causa tremendo dolor. Siempre usamos mucha precaución para evitar que los pequeños se acerquen a la lumbre.

¿Y qué sabemos o qué pensamos de lo eterno, de lo que no termina nunca? ¡Imagínese! ¡Quemándose en total oscuridad en medio de lo más horrible lloro y crujir de dientes!

Con razón Pablo dice tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón.

Todo cristiano debe compartir esa tristeza y ese dolor y ser movido a hacer todo lo posible para evitar que los seres queridos sean víctimas de tan espantoso y eterno castigo.

DESEARA YO MISMO SER ANATEMA

9:3, porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; …

Éxodo 32:32 Moisés dice,  que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. .. Pero Dios contesta Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro.

2 Samuel 18:33 ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!

Moisés, David y Pablo estuvieron dispuestos a ser “substitutos”, sufriendo en lugar de otros las consecuencias de su pecado.

Muchos citan la muerte de Cristo como “substituto”, diciendo que Él murió en nuestro lugar, pero la Biblia no enseña tal cosa. El substituto de cualquier oficio, profesión o actividad hace lo que la persona hace a quien sustituye. El maestro substituto hace la misma cosa que el maestro regular por el cual es substituto. El substituto en cualquier deporte hace la misma cosa que el deportista por el cual es substituto.

Pero el pecador nunca ha estado bajo la sentencia de ser crucificado, ni mucho menos por los pecados. Ningún pecador califica para ser el sacrificio para expiar los pecados de otros. ¿Qué hace el substituto? Repito: el substituto hace lo mismo que la persona por la cual él es substituto. Si Cristo hubiera sido el substituto del pecador, entonces esto indicaría que si Cristo no hubiera tomado su lugar todo pecador habría sido crucificado o habría sido ofrecido como sacrificio por los pecados. No hay comparación entre el papel de Cristo y el del pecador y no conviene hablar de Cristo como nuestro “substituto”.

Más bien, Cristo era el sacrificio perfecto ofrecido como cordero sin mancha ni arruga para expiar los pecados del mundo. La idea falsa de “substitución” es puro calvinismo que enseña que el pecado de Adán es contado a sus descendientes, que los pecados del hombre son contados a Cristo y que la justicia de Cristo es contada a los creyentes. Todo el esquema tiene el propósito de disminuir la responsabilidad del hombre. Según esta teología el pecador puede excusarse culpando a Adán.

Es cierto que era imposible ser separado de Cristo para salvar a otros, pero lo que Pablo acaba de decir en Romanos 8:38, 39 no significa, como muchos enseñan, que de todos modos no era posible que Pablo fuera separado de Cristo, porque Pablo mismo refuta este concepto erróneo en 1 Corintios 9:27; 10:12; Gálatas 5:4.

PABLO HABLÓ CON ORGULLO DE SER ISRAELITA.

Filipenses 3:4, 5 Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos … 2 Corintios 11:22 ¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo.

Él tuvo mucha compasión por su pueblo. En esto era imitador de Cristo.

Mateo 9:36, 36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor…

9:4 QUE SON ISRAELITAS, …

Éxodo 4:22, Israel es mi hijo, mi primogénito … Deuteronomio 4:1, Hijos sois de Jehová vuestro Dios … Jeremías 31:9, soy a Israel por padre … En el NT: Juan 1:47; 2 Corintios 11:22; Filipenses 3:5.

En este versículo vemos que Pablo tenía a su pueblo en muy alta estima y sabía valorar la posición de ellos en el plan y propósito de Dios.

Israelitas eran los hijos de Dios bajo el Antiguo Pacto (Testamento) pero no significó que los israelitas serían los hijos de Dios para siempre en base a su descendencia de Abraham. Pablo habla de “hijos según la carne” (descendientes físicos de Abraham) y de “hijos según la promesa” (descendientes espirituales, los que entendían que Cristo es la verdadera simiente de Abraham, Gálatas 3:16; 6:16).

— DE LOS CUALES SON LA ADOPCIÓN, … Israel como hijo adoptivo, la aceptación de Israel como hijo de Dios. Esta adopción no era individual sino nacional. Dios los adoptó como hijos en todo sentido paternal, a pesar de sus pecados y rebeliones.

Se usa de cristianos, 8:15, habéis recibido el espíritu de adopción.

— LA GLORIA, Éxodo 40:34,  Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.

Éxodo 13:21, 22  Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. 22 Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego…

Éxodo 16:10 la gloria de Jehová apareció en la nube.

Éxodo 14:24 indica claramente que la columna de fuego y nube indicaron la presencia del Señor:  Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios …

También Éxodo 33:9, 10  Cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés. 10 Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo, se levantaba cada uno a la puerta de su tienda y adoraba.

Nehemías 9:12  Con columna de nube los guiaste de día, y con columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por donde habían de ir.

Esto les recordaba constantemente del cuidado providencial de Dios.

— LOS PACTOS, Las repeticiones de los pactos o acuerdos hechos con Abraham, Isaac y Jacob. Génesis 12:1-3; 15:18-21; 17:2, 7, 9, 10; Éxodo 2:24.

— LA PROMULGACIÓN DE LA LEY,

Nehemías 9:13, 14  Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, 14 y les ordenaste el día de reposo[a] santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley.

Los eventos que ocurrieron en el Monte Sinaí cuando Dios entregó la ley a Moisés eran súper espectaculares.

La parte básica de la Ley de Moisés eran las dos tablas que contenían los diez mandamientos. El resto de la ley fue escrito en un libro y puesto con las dos tablas dentro del Arca del Pacto. Deuteronomio 31:24-26.

Esta ley fue dada exclusivamente al pueblo de Israel, Deuteronomio 5:3. El cuarto mandamiento de los diez, la guarda del sábado, fue dado solamente al pueblo de Israel porque solamente ellos habían sido rescatados por Dios de la esclavitud en Egipto. Los que profesan guardar el sábado como día de culto ahora rechazan Deuteronomio 5:15.

— EL CULTO … todo el servicio sacerdotal (levítico), sacrificios, ofrendas, fiestas, etc. del tabernáculo y templo.

— Y LAS PROMESAS; … comenzando con la promesa de Génesis 12:3. A través del AT hay referencias que apuntan a Cristo. Lucas 24:44  Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos …

Gálatas 3:16  Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.

    9:5, DE QUIENES SON LOS PATRIARCAS, … Éxodo 4:5  el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob.

Pero el pueblo de Israel podía hablar con todo orgullo y respeto de otros personajes famosos, tales como José, Moisés, Josué, Gedeón, David, los profetas, etc.

— y de los cuales, según la carne, nació de mujer y nació bajo la ley (Gálatas 4:4)

— VINO CRISTO, EL CUAL ES DIOS

Muchos textos del NT afirman la Deidad de Cristo: Juan 1:1; 20:28; Romanos 9:5; Tito 2:13; Hebreos 1:8; Filipenses 2:6; Colosenses 2:9; 2 Pedro 1:1; 1 Juan 5:20.

— SOBRE TODAS LAS COSAS,  porque Él es el Creador, Juan 1:3 el Verbo era Dios; Colosenses 1:15, 16 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito (Señor) de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Hebreos 1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo …

— BENDITO POR LOS SIGLOS. AMÉN.  … Doxología de Cristo.

CONCLUSIÓN

Estas ventajas mencionadas en estos cinco versículos indican que el pueblo de Israel era el PUEBLO ESCOGIDO de Dios bajo el Antiguo Pacto, pero el propósito de su existencia tenía que ver con Cristo como Salvador de todas las naciones. Dios habló de Cristo cuando prometió a Abraham que en su simiente todas las naciones serían bendecidas. Pablo explica que esa simiente era Cristo, Gálatas 3:16.

Ahora el PUEBLO ESCOGIDO es la iglesia de Cristo. Los verdaderos herederos de Abraham son los cristianos. Gálatas 3:24-29, De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

por : wayne Partain