1 CORINTIOS  8:9; 10:32 – NO SEÁIS TROPIEZO ROMANOS 14:20

1 CORINTIOS  8:9; 10:32 – NO SEÁIS TROPIEZO

ROMANOS 14:20

 

INTRODUCCIÓN.

   — 1 Corintios 10:32, “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios”.

— 1 Corintios 8:9, “Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles”.

— Romanos 14:20, “es malo que el hombre haga tropezar a otros”.

 

  1. LA CUESTIÓN DE COMER O NO COMER LA CARNE QUE SE HABÍA OFRECIDO A LOS ÍDOLOS.

— 1 Cor. 8:4, “Sabemos que un ídolo nada s en el mundo, y que no hay más que un Dios”. Por eso, el cristiano tiene libertad de comer la carne que se había ofrecido a los ídolos.

— 1 Cor. 8:7, “Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se contamina”.

— El hermano que sabe que tiene libertad de comer tal carne, lo hace en la presencia del hermano débil y éste lo imita y viola su conciencia.

— 1 Cor. 8:13, Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano”.

 

  1. MATEO 18:6–9 “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

— “Cualquiera que haga tropezar a los discípulos humildes de Cristo”. ¿Quién es este “cualquiera”? Es aquel que le dice que no es necesario asistir a todos los servicios de la iglesia. Es aquella persona que no se preocupa por su ejemplo y la influencia que tiene sobre los discípulos de Cristo. Es aquel que le ofrece un cigarrillo o una cerveza.

 

III. MATEO 5:32, “Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio”.

— La mujer repudiada (no por causa de la fornicación) comete adulterio si vuelve a casarse pero su marido que la repudió comparte su culpa, porque Cristo dice que él fue la causa del adulterio de ella.

— El repudiar de Mateo 5:32; 19:9 equivale al separarse de 1 Corintios 7:10 o el abandonar de 1 Corintios 7:12.

— También es importante enfatizar que el no cumplir con el deber conyugal (la relación íntima) por causa del enojo u otra obra de la carne es otra forma de repudiar. “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido” (1 Corintios 7:3).

   — El marido que se siente repudiado por la esposa rencillosa e iracunda escapa al terrado o al desierto. “Mejor es vivir en un rincón del terrado Que con mujer rencillosa en casa espaciosa… Mejor es morar en tierra desierta Que con la mujer rencillosa e iracunda” (Proverbios 21:9, 19). Tal mujer convierte el “matrimonio” en relación intolerable. Su conducta equivale el repudiar.

  1. EL CASO DE BALAAM.

Números 22 – 24. Balak, rey de Moab, tenía mucho temor del pueblo de Israel cuando vio lo que hicieron con los amorreos y ofreció dinero al profeta Balaam para que maldijera al pueblo de Israel. Al principio Balaam rehusó hacerlo pero concibió plan efectivo para hacerlo y recibir el “premio” que le ofreció Balak.

Apocalipsis 2:14, “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación”.

Números 25:1-3, “Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel”. Como consecuencia hubo mortandad de 24,000 personas.

— Desde luego, el pueblo mismo pecó pero Balaam era la causa. Así es la obra de todo falso maestro: Mateo 15:14,Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” … Hechos 20:29, 30, Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” ….Romanos 16:17 “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos”.

Malaquías 2:7,8, “Porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos”.

  1. EL CASO DE JEROBOAM.

1 Reyes 14:16, “Y él entregará a Israel por los pecados de Jeroboam, el cual pecó, y ha hecho pecar a Israel”.

— Su pecado se explica en 1 Reyes 12:26-32. “Es mucho para vosotros subir a Jerusalén; he aquí vuestros dioses (becerros de oro en Dan y Betel), oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto”. También hizo sacerdotes de entre el pueblo que no eran hijos de Leví.

— Otra vez, el pueblo pecó, era responsable, pero Jeroboam no solamente pecó sino que también hizo pecar a Israel.

  1. EL CASO DE ELÍ

1 Sam. 2:12-17. Levítico 7:34 explica la parte del sacrificio que pertenece al sacerdote que lo ofreció, pero los hijos de Elí profanaron la ofrenda del pueblo, exigiendo su porción antes de que fuera quemada la grosura en el altar.

1 Samuel 2:22, también “dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión”.

1 Samuel 2:24, Elí les dijo, “No, hijos míos, porque no es buena fama la que yo oigo; pues hacéis pecar al pueblo de Jehová”.

1 Samuel 2:29, Dijo Dios a Elí  ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?” ¿Cómo? 1 Samuel 3:13, “Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado”.

Efesios 6:4,  Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”. Esto comienza con ser buenos ejemplos que los hijos pueden imitar.

CONCLUSIÓN.

   — Levítico 19:14, “delante del ciego no pondrá tropiezo”.

Isaías 57:14, “Barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo.

por Wayne Partain….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s