1 CORINTIOS  8:9; 10:32 – NO SEÁIS TROPIEZO ROMANOS 14:20

1 CORINTIOS  8:9; 10:32 – NO SEÁIS TROPIEZO

ROMANOS 14:20

 

INTRODUCCIÓN.

   — 1 Corintios 10:32, “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios”.

— 1 Corintios 8:9, “Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles”.

— Romanos 14:20, “es malo que el hombre haga tropezar a otros”.

 

  1. LA CUESTIÓN DE COMER O NO COMER LA CARNE QUE SE HABÍA OFRECIDO A LOS ÍDOLOS.

— 1 Cor. 8:4, “Sabemos que un ídolo nada s en el mundo, y que no hay más que un Dios”. Por eso, el cristiano tiene libertad de comer la carne que se había ofrecido a los ídolos.

— 1 Cor. 8:7, “Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se contamina”.

— El hermano que sabe que tiene libertad de comer tal carne, lo hace en la presencia del hermano débil y éste lo imita y viola su conciencia.

— 1 Cor. 8:13, Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano”.

 

  1. MATEO 18:6–9 “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

— “Cualquiera que haga tropezar a los discípulos humildes de Cristo”. ¿Quién es este “cualquiera”? Es aquel que le dice que no es necesario asistir a todos los servicios de la iglesia. Es aquella persona que no se preocupa por su ejemplo y la influencia que tiene sobre los discípulos de Cristo. Es aquel que le ofrece un cigarrillo o una cerveza.

 

III. MATEO 5:32, “Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio”.

— La mujer repudiada (no por causa de la fornicación) comete adulterio si vuelve a casarse pero su marido que la repudió comparte su culpa, porque Cristo dice que él fue la causa del adulterio de ella.

— El repudiar de Mateo 5:32; 19:9 equivale al separarse de 1 Corintios 7:10 o el abandonar de 1 Corintios 7:12.

— También es importante enfatizar que el no cumplir con el deber conyugal (la relación íntima) por causa del enojo u otra obra de la carne es otra forma de repudiar. “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido” (1 Corintios 7:3).

   — El marido que se siente repudiado por la esposa rencillosa e iracunda escapa al terrado o al desierto. “Mejor es vivir en un rincón del terrado Que con mujer rencillosa en casa espaciosa… Mejor es morar en tierra desierta Que con la mujer rencillosa e iracunda” (Proverbios 21:9, 19). Tal mujer convierte el “matrimonio” en relación intolerable. Su conducta equivale el repudiar.

  1. EL CASO DE BALAAM.

Números 22 – 24. Balak, rey de Moab, tenía mucho temor del pueblo de Israel cuando vio lo que hicieron con los amorreos y ofreció dinero al profeta Balaam para que maldijera al pueblo de Israel. Al principio Balaam rehusó hacerlo pero concibió plan efectivo para hacerlo y recibir el “premio” que le ofreció Balak.

Apocalipsis 2:14, “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación”.

Números 25:1-3, “Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel”. Como consecuencia hubo mortandad de 24,000 personas.

— Desde luego, el pueblo mismo pecó pero Balaam era la causa. Así es la obra de todo falso maestro: Mateo 15:14,Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” … Hechos 20:29, 30, Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” ….Romanos 16:17 “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos”.

Malaquías 2:7,8, “Porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos”.

  1. EL CASO DE JEROBOAM.

1 Reyes 14:16, “Y él entregará a Israel por los pecados de Jeroboam, el cual pecó, y ha hecho pecar a Israel”.

— Su pecado se explica en 1 Reyes 12:26-32. “Es mucho para vosotros subir a Jerusalén; he aquí vuestros dioses (becerros de oro en Dan y Betel), oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto”. También hizo sacerdotes de entre el pueblo que no eran hijos de Leví.

— Otra vez, el pueblo pecó, era responsable, pero Jeroboam no solamente pecó sino que también hizo pecar a Israel.

  1. EL CASO DE ELÍ

1 Sam. 2:12-17. Levítico 7:34 explica la parte del sacrificio que pertenece al sacerdote que lo ofreció, pero los hijos de Elí profanaron la ofrenda del pueblo, exigiendo su porción antes de que fuera quemada la grosura en el altar.

1 Samuel 2:22, también “dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión”.

1 Samuel 2:24, Elí les dijo, “No, hijos míos, porque no es buena fama la que yo oigo; pues hacéis pecar al pueblo de Jehová”.

1 Samuel 2:29, Dijo Dios a Elí  ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?” ¿Cómo? 1 Samuel 3:13, “Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado”.

Efesios 6:4,  Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”. Esto comienza con ser buenos ejemplos que los hijos pueden imitar.

CONCLUSIÓN.

   — Levítico 19:14, “delante del ciego no pondrá tropiezo”.

Isaías 57:14, “Barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo.

por Wayne Partain….

 

Anuncios

EL MATRIMONIO Y LA PRESENTE AFLICCIÓN

1 CORINTIOS 7:32-40 – 

Introducción.

   — 1 Corintios 7 fue escrito por Pablo para contestar preguntas acerca del matrimonio y el celibato.

— De lo que él escribe parece que él favorece el celibato, pero el versículo clave que se aplica a todo el capítulo es el versículo 26, “Creo, pues, que esto es bueno en vista de la presente aflicción”.

— Este capítulo nos recuerda de Mateo 24:19-22 donde Cristo da instrucciones a sus discípulos acerca de la destrucción de Jerusalén que ocurrió en el año 70 del primer siglo: “19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;[a]21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”. Todo lo que Pablo dice en 1 Corintios 7 hubiera sido apropiado para aquellos días.

— Las explicaciones y exhortaciones de Pablo serían muy apropiadas cuando hay guerra o depresión económica en el país donde cristianos viven.

— Una ilustración muy apropiada ahora mismo (el año 2018) es la presente aflicción (tribulación) en Nicaragua. Los hermanos hablan de violencia de toda clase, muertos, heridos, la comida subiendo cada día más, el transporte más caro, la gasolina más cara y todo está subiendo cada día. Las personas perdiendo sus empleos. Hay represión, persecución, tortura, presos políticos. Muchos han huido a Costa Rica. Hasta sacerdotes han tenido que huir. Cada día hay más muertos y más desaparecidos. Más 300,000 mil nicaragüenses han perdido su trabajo, esto trae más pobreza. Y se ha desatado una delincuencia incontrolable, muchos ladrones andan en las calles en los mercados y en las casas. Seguramente lo que Pablo dice en 1 Corintios 7 tiene aplicación para los hermanos de ese país.

7:32. 32 Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja (ansiedad, preocupación), menos cargados con problemas y obligaciones. Pablo se refiere a las preocupaciones legítimas, normales de los que tienen familia.

 

   — El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; comparar los dos apóstoles, Pedro y Pablo. Obviamente Pablo podía dedicarse enteramente a la obra del Señor. Los deberes domésticos de Pedro requerían una porción de su tiempo. Efesios 5:24-33. Desde luego Pablo podía viajar más que Pedro.

    — 7:33. pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. Y así debe ser. Efesios 5:25. No hay nada malo en esto; más bien, el Señor lo requiere, pero no se puede negar que el casado tiene dos juegos de cuidados y obligaciones.

— El casado tiene que preocuparse por proveer para su esposa e hijos las cosas necesarias, comida, ropa, techo, muebles, atención médica, educación secular de sus hijos, protección, diversión, etc. (Desde luego, hay maridos que quieren vivir como solteros, irresponsables en sus deberes para con sus esposas e hijos y procuran agradarse solamente a sí mismos, pero Pablo habla no habla de ellos sino de cristianos).

— Todas estas cosas son buenas y necesarias pero sí cuestan atención y tiempo y en tiempos difíciles y angustiosos las preocupaciones se aumentan más.

— En tal caso sus intereses están divididos (LBLA). Esto no se aplica al soltero porque no tiene familia que atender.

   — 7:34. Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu (Romanos 12:1, etc., dedicada enteramente al Señor y sin las preocupaciones de la casada); pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

   — Aun éstas tienen que ver por su sustento, trabajando y comprando y consiguiendo lo necesario para la vida diaria, pero no tienen los deberes adicionales que el matrimonio trae. Por eso pueden atender con atención no dividida (con referencia a los deberes del matrimonio) a vivir una vida de santidad.

— Lo que se dice aquí respecto a la mujer no casada se dice del hombre no casado en el versículo 32.

— Pablo no está diciendo que todo hombre no casado y toda mujer no casada se entregan totalmente a agradar al Señor. Muchos no lo hacen. Está diciendo que pueden hacerlo. Tienen un solo juego de cuidados y los casados tienen dos.

— Esta enseñanza de Pablo es sencilla, clara e innegable. Sin embargo, es importante también enfatizar las ventajas del matrimonio en el servicio de Dios. Los ancianos, predicadores y otros hermanos deben ser acompañados por sus esposas cuando visitan a las mujeres que están solas en la casa. (Se puede mencionar que solamente los casados pueden ser ancianos y diáconos). También recordar las parejas como Aquila y Priscila (Hechos 18:2, 18, 26 y otros textos). El apóstol Pedro tuvo esposa (1 Corintios 9:5).

   — 7:35. Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor.

   — Pablo no impone el celibato y no enseña que el celibato es más santo que el matrimonio. Condena a los que prohíben el matrimonio (1 Timoteo 4:1-3), diciendo que tal prohibición es del diablo.

— Lo que enseña sobre el matrimonio en vista de la “aflicción presente” tuvo que ver con una vida ordenada capaz de servir a Dios sin distracciones.

   — 7:36. Pero si alguno piensa que es impropio para su hija virgen que pase ya de edad, y es necesario que así sea, haga lo que quiera, no peca; que se case.

   — En aquel tiempo el padre tenía control del matrimonio de su hija, dando o rehusando el permiso para casarse, pero había de respetar la voluntad de su hija en cuanto a lo “necesario” (versículos 2, 9).

— “Lo necesario” podría incluir varias cosas. Por ejemplo, en el caso de un padre pobre con mucha familia, es posible que sería ventajoso para todos si la hija se casara y estableciera su propio hogar.

   — 7:37. Pero el que está firme en su corazón, sin tener necesidad, sino que es dueño de su propia voluntad, y ha resuelto en su corazón guardar a su hija virgen, bien hace.

   — El esclavo sería ejemplo de un padre que no fuera dueño de su propia voluntad.

— Resuelto en su corazón guardar a su hija virgen como Pablo enseña debido a la “aflicción presente”.

   — 7:38. De manera que el que la da en casamiento hace bien, y el que no la da en casamiento hace mejor.

   — 7:39. La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive (1 Corintios 7:10; Romanos 7:2, 3);  pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor.

   — Algunos enseñan que Pablo requiere que la viuda se case solamente con cristiano, como si Pablo hubiera dicho “libre es para casarse con quien quiera con tal ‘quien quiera’ sea en el Señor”. Desde luego, y hemos estudiado los graves problemas del matrimonio mixto (versículos 12-16).

— Sin embargo, hay que usar bien la Palabra respetando la gramática. La expresión “en el Señor” es una frase preposicional modificando el verbo “casarse”; es decir, describe cómo se casa. “En el Señor” significa por la autoridad del Señor, conforme a su enseñanza. Compárense los siguientes textos:

   — Efesios 6:1 “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”. “En el Señor” = lo que el Señor autoriza, lo que el Señor enseña y manda. Este mandamiento no se limita a padres cristianos.

Colosenses 3:18, “Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor”, por la autoridad del Señor. Este mandamiento no se limita a maridos cristianos. Más bien, significa según la autoridad del Señor.

1 Corintios 11:11  Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón. Esto no se limita a los cristianos.

— También es necesario preguntar, si este texto requiere que la viuda se case solamente con cristiano, ¿por qué no enseña lo mismo para la doncella? 1 Corintios 7:36.

   — 2 Corintios 6:14 es citado por algunos para probar que cristianos pecan si se casan con incrédulos, pero el contexto es claro y obviamente se refiere a la participación de cristianos con prácticas de la idolatría. Si este texto prohibiera el casarse con incrédulos el versículo 17 requiere que se separen, que sería contradicción de 1 Corintios 7:12-13.

— Desde luego, no es nada recomendable que los cristianos se casen con incrédulos, pero no conviene usar mal las Escrituras (2 Timoteo 2:15).

   — 7:40. Pero a mi juicio, más dichosa será si se quedare así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios.

    — Para no sentirse tan afligida por la soledad hay viudas que vuelven a casarse pero el segundo marido no es siempre el mejor remedio, mayormente cuando hay hijos.

— Es diferente lo que Pablo dice sobre el tema en 1 Timoteo 5:14 porque cuando escribió este texto no había “la presente aflicción” (1 Corintios 7:26).

— Pablo no da su opinión como algunos suponen, sino que enseña siendo inspirado por el Espíritu de Dios. 1 Corintios 14:37, lo que escribe son los mandamientos de Cristo

por Wayne Partain

1 CORINTIOS 7:12-16 – MATRIMONIO MIXTO

Introducción.

   — 1 Corintios 7:10-11 Pablo dice, “Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer”. Al separarse de su marido ella separa lo que Dios juntó. Mateo 19:9 dice “repudia”; Pablo dice “separarse” y “abandonar”. Es lo mismo. También el divorciarse, palabra que normalmente incluye la idea de ciertos pasos legales.

   — 7:12, “Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone”.

— ¿Cómo consiente la mujer incrédula en vivir con el marido cristiano? Acepta que es cristiano. Él es fiel marido, ama a su esposa “como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”. Este es un amor sacrificial. Él pone a Cristo primero pero eso no significa que descuida a su esposa. Muy al contrario, es muy buen marido, cariñoso, atento hacia ella en todo. Pero ella debe aceptarlo sabiendo que es cristiano y que pone a Dios en primer lugar.

     — 7:13. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.

   — Consiente el incrédulo en vivir con ella sabiendo que ella es cristiana y por lo tanto pone al Señor en primer lugar. Estudia la Biblia, ora y canta a Dios, asiste a los servicios de la iglesia fielmente, participando como maestra de clases de niños, ofrenda según Dios les haya prosperado. La acepta sabiendo que ella es servicial, que practica la hospitalidad recibiendo a los hermanos y también recibe a los no miembros en su hogar pero no tolera el fumar, el tomar, el lenguaje corrompido. En fin, la acepta como cristiana.

     —7:14.  Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido;

— ¿Santificado en qué sentido? No en el sentido de ser salvos por estar casados con cristianos, sino que tal matrimonio es acepto ante los ojos de Dios.

   — pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.

   — Nadie diría que los hijos de tal matrimonio serían inmundos, claro que no. Entonces tampoco deberían pensar que el matrimonio es inmundo y no aceptable ante los ojos de Dios.

   — 7:15.  Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.

   — Si el incrédulo no consiente en vivir con la cristiana por causa de la fe de ella, él estaría constantemente criticándola por asistir a todos los servicios, por querer ofrendar generosamente, por recibir a los hermanos y servirles en lo que pueda. Se quejaría cuando ella prohíbe el fumar, tomar, maldecir, contar chistes sucios, etc. en su casa.

— Sin duda hubo casos de separarse tales maridos de sus esposas cristianas y al saber ellas que sus maridos pensaban salir, ¿qué deberían hacer ellas? ¿Hacerles concesiones? “No quiero que te vayas, ya no voy tanto a la iglesia para que pueda pasar más tiempo contigo, nada más pongo un dólar en la colecta, no invito a los hermanos a comer con nosotros, etc.”

— Es muy posible que en tal caso el factor económico tenga su parte en el asunto, o su preocupación por los hijos.

— La palabra “servidumbre” no significa “matrimonio”. Más bien, en tal caso la esposa cristiana haría toda clase de concesiones para satisfacer a su marido para que no saliera y de esa manera ella estaría sujeta a servidumbre al marido, llegando a ser su esclava para que él no la dejara. La consecuencia sería que al rendirse a su marido estaría negando a Cristo, dejando de asistir fielmente a los servicios de la iglesia y en general descuidando su servicio a Dios.

— Al separarse el marido incrédulo por no querer vivir con una esposa cristiana no se disuelve el matrimonio, sino que la enseñanza de 1 Corintios 7:11 se aplica. Si el marido vuelve a su esposa arrepentido y pidiendo perdón pueden reconciliarse. Pablo no dice “volver a casarse” sino “reconciliarse”.

      —- 7:16. Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?”

   — Pablo introduce estas preguntas con la palabra “porque” indicando que estas preguntas son para convencer a la esposa cristiana que no debería hacer concesiones a su marido incrédulo para evitar que se saliera. Habría muy poca esperanza de cambiarlo aunque ella hiciera concesiones. En lugar de eso “si se separa, que se separe”. Además estaría en juego la salvación de ella también porque si ella se sujetara a la servidumbre de su marido incrédulo, siendo como esclava de él, ella también podría perder su alma.

 

 

NO DEJAR QUE NADA ESTORBE EL SERVICIO A DIOS

NO DEJAR QUE NADA ESTORBE EL SERVICIO A DIOS

1 Corintios 7:29-31

 

Introducción.

     — OJO: El “tiempo corto” de este texto es un tiempo fijo y acortado (limitado) y en contexto vemos que se refiere a “la necesidad que apremia” (versículo 26). No se refiere al fin del mundo, sino a una severa persecución o aflicción allí mismo en Corinto. No se refiere a la destrucción de Jerusalén pero con respecto a esa “gran tribulación” Cristo dice algo semejante (Mateo 24:22), “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo”. En realidad lo que Pablo dice aquí se puede aplicar también al tiempo corto de la vida.

  1. El tiempo que tenemos aquí en la tierra es muy limitado y, por eso, todo lo que hagamos debemos hacerlopensando en el día del juicio y la eternidad.

— Se ha disminuido … estrechado … limitado

— La vida terrenal es como flor de hierba … como vapor … como sombra … agua derramada que no se puede recoger …

  1. En “Aquel Día” no será importante qué modelo de carro o qué clase de casa hubiéramos tenido o qué marca de ropa hubiéramos llevado.

— Lo único que será importante será: ¿Estamos preparados para el Juicio Final?

  1. Muchísimas cosas que parecen ser muy importantes en esta vida no tendrán importancia alguna en “Aquel Día”.
  2. La Biblia nos recuerda que la vida corre rápidamente hacia su fin y que el gran negocio y diseño de ella es prepararse para morir o para la venida de Cristo.
  3. Todos los planes de la vida deben hacerse teniendo en mente que “el tiempo ha sido acortado”.

— “Se ha acortado”, ha llegado a ser “corto”.

— Romanos 13:11, “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos”.

— “Ahora está más cerca” que el año pasado, más cerca que ayer.

— ¿Cuánto tiempo nos queda? ¿60 o 70 años porque somos jóvenes? No hay garantía.

— Observe los obituarios. ¿Solamente mueren los ancianitos?

— Sobre todo, recuerde que Cristo puede venir HOY MISMO.  Sin aviso ¡como ladrón!

— Muchos textos enfatizan el impacto que los eventos finales deben tener sobre las relaciones y actividades personales, domésticas y comerciales.

— Es decir, siempre tomar en cuenta el fin: la muerte, la venida de Cristo, la tierra quemada, la resurrección, el Juicio Final, el Cielo o el Infierno …

 

  1. “los que tienen esposa sean como si no la tuviesen”.
  2. Este texto no disminuye la fuerza de la exhortación de amar a la esposa. El matrimonio es de Dios. Es arreglo divino. V. 33, debe agradar a Dios y agradar a su esposa.

— Pablo no está enseñando que uno puede descuidar la esposa o ser menos cariñoso hacia ella o ser incumplido en cualquier deber hacia ella.

  1. Sino que establece prioridades. No dejar que la esposa (u otro familiar) estorbe o impida la fidelidad a Dios, que sea tan fiel en el servicio de Dios como si no tuviera esposa…

— Compárese Lucas 14:26, “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su … mujer… no puede ser mi discípulo”. Aborrecer = no odiar sino amar menos, poner en segundo lugar.

— Lucas 14:20, Nunca seamos como el que dijo, “Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir” a “la gran cena”.

  1. Desde luego, la esposa o el marido deberían ayudarnos a ser más fielesa Dios y así es en muchos casos.
  2. Tiene que ver con quién viene primeroen la vida, Cristo o la familia. Nadie – ni padres ni hijos ni cónyuges – tienen el derecho de separarnos de nuestra fidelidad a Dios.
  3. Todo vínculo o lazo de familia son frágiles, serán disueltos en Aquel Día. No habrá matrimonio ni familia. Por eso, no dejar que lazos familiares estorben.
  4. Para muchos la familia es su vida. Sólo viven por su familia. Están obsesionados de ella. Pero Jesús dice, “El que ama al padre o a la madre más que a mí no es digno de mí…” (Mateo 10:37)
  5. Muy pronto no habrá familia. Al morir se termina esta relación. Más allá del sepulcro no hay maridos, esposas, padres, hijos. Estas relaciones pertenecen exclusivamente a este planeta y esta vida.

— Mateo 22:30, “en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo”.

  1. Por lo tanto, no dejar que relaciones familiares ocupen primer lugar en la vida.

— Mateo 8:22, “Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos”.

— Relaciones humanas son terrenales y breves, la relación con Cristo es celestial y eterna.

 

  1. “los que lloran, (sean) como si no llorasen”. Este mundo es un valle de lágrimas pero uno no debe ser afectado demasiado por ellas.  ¡El llorar tendrá su fin muy pronto!
  2. No es pecado llorar. ¿Quién no llora cuando está afligido, o si el negocio quiebra, o si somos difamados, etc.?

— También es apropiado llorar al ser querido que muere. Abraham lo hizo. Jacob lo hizo. Los discípulos hicieron “gran llanto” sobre Esteban.

  1. No prohíbe el llorar cuando estamos afligidos, sufrimos persecución, somos maltratados, pero ¿cómo nos afecta espiritualmente el llorar? Evitar tristeza excesiva.
  2. Lo que Pablo enseña es no dejar que el llorar estorbe el servicio a Dios.
  3. Dominio sobre las emociones. Hay personas que dan rienda suelta a las emociones y se olvidan de la familia, la iglesia y su deber hacia Dios. Es egoísmo.

— Gálatas 2:20, “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo”. ¡Muerto al mundo!  ¡Sonrisa en medio de lágrimas!

  1. Además debemos recordar 1 Tesalonicenses 4:13-18, “no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza”.
  2. También Apocalipsis 21:4, “El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado”.

 

III. “los que se alegran (sean) como si no se alegrasen”. Para muchos este mundo es pura felicidad y diversión. Viven sólo para los placeres de la vida de muy poca duración.

  1. No hablamos solamente de placeres pecaminosos. Hay muchos placeres sanos e inocentes, pero se debe evitar el excesode alegrarse como el exceso de llorar.
  2. Es necesario siempre tener “la vista corta” de la vida. No es larga e interminable. Es de muy corta duración. Por eso, siempre poner lo primero en primer lugar.
  3. Que el regocijo no sea excesivo porque muy pronto seremos como si nunca hubiéramos llorado ni regocijado. No perdamos el equilibrio espiritual.

 

  1. “los que compran (sean) como si no poseyesen”.  Por eso, no hay justificación para la acumulación de muchos bienes materiales.
  2. Deuteronomio 6:10-12, “Y sucederá que cuando el Señor te traiga a la tierra … ten cuidado, no sea que te olvides del Señor…
  3. Tener presente que pronto otra persona tendrá su negocio o empleo, otra persona vivirá en su casa. Otros estarán invirtiendo su dinero y disfrutándolo.
  4. Prov. 23:4, 5, “No te afanes por hacerte rico… Porque la riqueza ciertamente se hace alas, como águila que vuela hacia los cielos”.
  5. Eclesiastés 5:10, “El que ama el dinero no se saciará de dinero, y el que ama la abundancia no se saciará de ganancias”.
  6. Lo más importante es tener tesoro en el cielo, Mateo 6:19-21. 1 Timoteo 6:17, 18, “ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas …”

 

  1. “los que disfrutan de este mundo (aprovechan, usan este mundo) (sean) como si no lo disfrutasen (usaran)”.
  2. Es apropiado aprovechar este mundo que provee alimento, vestido, techo, medicina, pero evitemos el exceso en todo.

— No usemos el mundo con egoísmo y avaricia.

  1. 1 Corintios 3:21, “todo es vuestro… el mundo, o la vida, o la muerte, o lo presente, o lo por venir, todo es vuestro”. El mundo pertenece a nosotros, pero usarlo con moderación.
  2. 1 Pedro 2:11, peregrinos. “No puede el mundo ser mi hogar”. Es como hotel, lo necesitamos por poco tiempo y luego lo dejamos para ir a nuestro hogar permanente.
  3. Siempre recordemos que muy pronto otro vivirá en mi casa, otro trabajará en mi lugar, otro estará ocupando mi banca en las reuniones.

— Porque la vida es muy pasajera. Es como la flor de la hierba … como un vapor … como agua derramada que no se puede recoger …

— ¡Lo terrenal no es permanente!

 

  1. La razón: “porque la apariencia de este mundo se pasa”. 1 Juan 2:17, “Y el mundo está pasando, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.
  2. La palabra “apariencia” es término del teatro y se refiere al cambio constante del escenario. (En la TV mucho más rápido).

— Así es la vida: niñez … juventud … adultos  jóvenes … mediana edad … vejez … ¿Luego?

— 2 Pedro 3:10 puede ser la “escena” en cualquier momento (“la tierra y las obras que hay en ella serán quemadas”).

  1. Entonces hagamos todo con este pensamiento: el tiempo se ha acortado. Tenerlo presente para todo plan que tengamos, toda relación o conexión que formemos.

 

Conclusión.

  1. El espíritu (alma) debe ser independiente de toda relación, todo lazo, todas circunstancias, de toda posesión material, de todo empleo o negocio.
  2. Debemos estar listos a sacrificar cualquiera de estas cosas si existe el más mínimo peligro de que estorben nuestra comunión con Dios. Lucas 14:26.
  3. La vida vuela hacia su fin. El gran negocio es preparar, preparar, preparar… para la muerte y el juicio final.
  4. ¿Si el doctor dijera, “Tienes seis semanas”? (El hno. Jim Everett, evangelista de Austin, Texas oyó esto).

— Es muy posible que nos queda solamente seis semanas o seis días o seis minutos…

  1. Amós 4:12, “¡prepárate para venir al encuentro de tu Dios!” 2 Reyes 20:1, “Pon en orden tu casa (Ezequías), porque vas a morir”.
  2. 1 Samuel 20:3, David: “hay solamente un paso entre mí y la muerte”.

— Un solo “alto” que alguien pasa sin parar. Un solo semáforo en rojo que alguien no respeta.

  1. Actitud sumamente peligrosa: “Mi Señor tarda en venir”. Sí viene ¡pero no viene AHORA!

— 1 Tesalonicenses 5:2, 3, “Sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche, que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán”.

— Santiago 4:13, “¡Vamos ahora! Los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año y traficaremos y ganaremos: cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”. por wayne  partain

 

 

1 CORINTIOS 6:20 – GLORIFICAR A DIOS EN VUESTRO CUERPO

 

 I Corintios   6:20 “HABÉIS SIDO COMPRADOS POR PRECIO”, 1 Corintios 6:20.

   — Hechos 20:28, “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”.

   — 1 Pedro 1:18, 19, “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”.

   — “Vuestros miembros son miembros de Cristo” (1 Corintios 6:15). El cuerpo del cristiano pertenece a Cristo. El cristiano dice, “ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” (Gálatas 2:20).

   — “O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros” (1 Corintios 6:19).

 

  1. POR LO TANTO, DEBEMOS CUIDAR EL CUERPO Y NUNCA MALTRATARLO.

   — No maltratarlo con adicciones (por ejemplo, fumar, tomar, usar drogas, exceso de comer).

   — Sobre todo, evitar la fornicación. “¿Quitaré pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera?” (1 Corintios 6:15).

   — “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca” (1 Corintios 6:18). Peca contra su propio cuerpo porque lo quita de la unión con Cristo para llegar a ser una sola carne con una ramera, y de esa manera prostituye el santuario del Espíritu Santo.

— El que cometa fornicación con una ramera llega ser exactamente como ella. Los dos son fornicarios e iguales.

 

III. GLORIFICAR A DIOS CON TODOS LOS MIEMBROS DE VUESTRO CUERPO.

 

EL CORAZÓN.

— “Denota (a) el asiento de la vida física … (b) el asiento de la naturaleza moral y de la vida espiritual … el asiento del dolor… del gozo … de los deseos … de los afectos … de las percepciones … de los pensamientos … del entendimiento … de los poderes de raciocinio … de la imaginación … de la conciencia … de las intenciones … de los propósitos … de la voluntad … de la fe …” (Dicc. Expositivo de W. E. Vine).

   — Marcos 12:30, “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”.

Mateo 5:8, “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.

   — Mateo 6:19-21, “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”.

   — Mateo 15:19, “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias”.

   — Juan 14:1, “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí”.

   — Hechos 5:3, “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?”

   — Romanos 10:10, “con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”.

1 Juan 3:17, “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?”

Colosenses 3:23, “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”.

 

LOS OÍDOS.

   — Marcos 12:29, “El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es”.

   — Juan 18:37, “Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz”… Apoc. 2:7; 3:2.

   — Mateo 13:9, “El que tiene oídos para oír; oiga”.

   — Mateo 13:15, 16, “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamentepero bienaventurados … vuestros oídos porque oyen”.

   — Marcos 4:24, “Mirad lo que oís”.

   — Gálatas 3:2, ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?”

   — Romanos 10:17, 18 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios … Pero digo: ¿No han oído? Antes bien, Por toda la tierra ha salido la voz de ellos, Y hasta los fines de la tierra sus palabras”. 

   — 2 Timoteo 4:3, 4, “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”.

    … Santiago 1:19, “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse”.

   — Santiago 1:22-25, “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”.

   — Romanos 2:13, “porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados”.

 

LA LENGUA

Mateo 10:32, “A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos”.

   — Hechos 8:37, “Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. 36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios”.

   — Filipenses 2:9-11, “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.

   — Romanos 10:9, 10, “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”.

Confesamos a Cristo de muchas maneras. La lengua se usa para predicar, enseñar, exhortar, amonestar, alentar y consolar. Se usa también para cantar himnos y para orar a Dios, dándole gracias por tantos favores, pidiendo el perdón de pecados y  para hacer muchas súplicas.

Hebreos 13:15, “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”.

Efesios 4:29, “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”. Efesios 5:3, 4, “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;  4  ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias”.

Colosenses 3:8, 9, “Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.  9  No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre  con sus hechos”. Colosenses 4:6, “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno”.

Santiago 1:19, “todo hombre sea … tardo para hablar”

Santiago 3:1-12.

 

LOS  OJOS

   — Mateo 13:16, “Bienaventurados vuestros ojos, porque ven”.

   — 1 Juan 2:11, “Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos”.

Hechos 28:27, “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyeron pesadamente, Y sus ojos han cerrado, para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y entiendan de corazón, Y se conviertan, Y yo los sane”.

1 Juan 2:16, “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo”.

Apocalipsis 3:18, “Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas”.

 

LOS PIES

   — Romanos 10:15, “¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Efesios 6:15, “calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz”

 

  1. CADA MIEMBRO TIENE SU FUNCIÓN.

   — Romanos 12:4-11

   — 1 Corintios 12:14-27

   — Cada miembro es importante. 1 Corintios 12:14-19

   — Ningún miembro debe ser menospreciado. 1 Corintios 12:21-24

   — No debe haber desavenencias entre los miembros sino que todos deben preocuparse los unos por los otros. 1 Corintios 12:25, 26.

 

CONCLUSIÓN

   Efesios 4:10-16, “El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor”.

Por Wayne Partain

series of inspiritual hymns English